EL TEXTO



No existe una definición inequívoca del texto. Así, todo producto de un discurso es susceptible de ser texto siempre que se cumplan ciertas condiciones de textualidad que son reconocidas implícita o explícitamente por los hablantes y permiten que ese producto verbal sea un texto. Estos requisitos son:

  • El texto debe ser una unidad de comunicación.
  • Unidad integrada por secuencias lingüísticas.
  • Tener un cierre semántico. Tiene carácter completo, independencia. No es necesario integrarlo en una unidad mayor.
  • Los enunciados deben estar relacionados en función de unas normas.
  • Debe ser coherente.

Uno de los rasgos que caracteriza al texto es ser "unidad de comunicación", no el poseer una determinada forma o estructura. El texto como unidad teórica no tiene una extensión prefijada. Su concepción depende de la intención comunicativa. Así pues, un examen, un poema, un anuncio publicitario son ejemplos de la variedad de textos que pueden formar parte de nuestro análisis.

Las unidades que configuran el texto son:
  • El párrafo: es cada una de las unidades textuales en que subdivide el texto, contribuyendo a su articulación. Constituye el objeto de estudio en la estructura externa. Cada párrafo expresa una parte temática o subtema.
  • Enunciado: los límites del enunciado coinciden con los del acto de habla. Los enunciados, frente a las oraciones, poseen un sentido que no sólo viene dado por el significado gramatical, sino por la situación real de habla. Cualquier elemento lingüístico puede ser susceptible de convertirse en enunciado (oraciones simples, complejas, sintagmas, palabras ...)
  • Palabra: es una unidad menor que puede existir en forma libre y que conforma el enunciado o mensaje lingüístico. Están dotadas de significado léxico o gramatical, según los casos. Son, por tanto signos lingüísticos.

TEXTO ORAL / TEXTO ESCRITO


La manifestación oral o escrita dependerá de la situación comunicativa. Las principales diferencias son:

  • El texto oral es la forma más natural de comunicación. La escritura es un código, no se aprende de forma espontánea.

  • Desde un punto de vista físico, el habla hace uso de la materia fónica, es decir, se transmite y llega al receptor a través del canal auditivo. La escritura, en cambio, utiliza materia gráfica, exige un canal visual o táctil.
  • Los textos orales resultan propicios para desarrollar la interacción social. La escritura y su permanencia la hace ideal para registrar hechos.
  • El texto oral suele estar menos sujeto a reglas y por ello su estructura es menos compleja. El escrito parte de un esquema y suele estar más elaborado.
  • En el texto oral existen aspectos paralingüísticos (intensidad, timbre, ritmo,...) y el uso del lenguaje no verbal (gestos, miradas, ...) En el texto escrito hallamos los recursos tipográficos como: tamaño de la letra, subrayado, ...
  • La mayor espontaneidad del texto hablado se debe a que emisor y receptor comparten un contexto comunicativo. Mientras que el texto escrito tiene una mayor planificación porque no existe una recepción inmediata, y por tanto el emisor y receptor disponen de más tiempo para codificar el mensaje uno y el otro para interpretarlo.

Ahora bien, a pesar de todas estas diferencias a veces la frontera no es tan clara. Por ejemplo en una conferencia predominan los rasgos lingüísticos de un texto escrito, pese a formularse oralmente.

Terminamos este apartado con un esquema comparativo que sintetiza las principales diferencias entre comunicación oral y escrita:

Texto oral
Texto escrito
Canal auditivo.
Canal visual.
Basado fundamentalmente en la comunicación no verbal (voz, gestos, ...)
Apenas hace uso de la comunicación no verbal. Se vale de recursos tipográficos.
Materia fónica.
Materia gráfica.
Inmediatez en el espacio-tiempo de comunicación.
Generalmente no se comparte el contexto espacio-temporal.
Carácter inmediato, efímero.
Carácter duradero.
Sintaxis sencilla y poco estructurada.
Complejidad sintáctica.
Uso abundante de deícticos.
Menor empleo de fórmulas deícticas.
Existe interacción.
No hay interacción.
Tiene como finalidad establecer y mantener relaciones.
Pretende almacenar y transmitir información.

TEXTO CLASIFICACIÓN


No existe una clasificación única y ninguna es más válida que otra. Vamos a proponer tres clasificaciones dependiendo de los factores o criterios que tomamos como punto de partida.
1. Clasificación temática.
    • Textos técnico-científicos.
    • Textos humanísticos.
    • Textos jurídico-administrativos.
    • Textos periodísticos.
    • Textos publicitarios.
    • Textos literarios.
2. Clasificación dependiendo de la intención comunicativa y el tipo de organización.
Tipo de texto
Intención comunicativa / tipo de organización
Narrativo
Cuenta una historia. Organización temporal.
Descriptivo
Muestra cómo es una persona, objeto, ... Organización espacial.
Expositivo
Analiza y explica fenómenos o conceptos. Organización lógica
Argumentativo
Pretende convencer dando razones. Organización lógica.
3. Clasificación basada en la intención comunicativa, análisis de recursos lingüísticos y formas textuales.
Tipo de texto
Intención comunicativa
Rasgos lingüísticos
Formas textuales
Conversacional
Expresa emociones, pregunta, ordena, ...
Exclamaciones, interrogativas, coloquialismos, ...
Diálogos, cartas, conversaciones ...
Narrativo
Cuenta historias, sucesos
Abunda el verbo en pasado. Uso de conectores
Novelas, noticias, cuentos, ...
Descriptivo
Pinta con palabras. Destaca cualidades
Predominio de adjetivos. Verbos en presente y pasado
Folletos, guías, catálogos, cuentos, ...
Expositivo
Hacer comprender, enseñar, ...
Uso de conectores y de ejemplificaciones
Manuales, definiciones, exámenes, ...
Argumentativo
Defender una idea y convencer.
Uso de conectores. Sintaxis compleja y ordenada
Discursos, artículos de opinión, editoriales, ...
Instructivo
Ordenar, informar para recomendar.
Uso de imperativos. Exclamativas.
Leyes, normas, recetas de cocina, ...
Predictivo
Anticipar, predecir
Uso de futuros y condicionales.
Horóscopos, profecías, meteorología
Poético / Literario
Expresar belleza
Recursos literarios, léxico complejo, ...
Géneros literarios, publicidad, ...
Es evidente que no hay una clasificación mejor que otra, pero ésta última resulta mucho más completa que las anteriores. No obstante desarrollaremos en primer lugar la oposición texto oral / texto escrito


PROPIEDADES DEL TEXTO
1.- ADECUACIÓN.Propiedad según la cual el texto se adapta a la situación comunicativa.

Aspectos a tener en cuenta:

a)Presentación:


  • Limpieza, márgenes, sangrías, letra legible.
  • Tipografía (tipo de letra, negrita, cursiva…)

b)Propósito: Intención comunicativa.

  • Objetivismo, subjetivismo, informar, declarar, preguntar…
  • Por ello es importante saber qué función del lenguaje que va a predominar en el texto (referencial, apelativa, expresiva...) La elección de una u otra depende de cuál sea la intención comunicativa del emisor: en un examen, el alumno debe mostrar sus conocimientos; predominará, por lo tanto, la función referencial. Resultará inadecuado la aparición de enunciados con función expresiva (¡qué bien me está saliendo el examen!) o apelativa (ruego que tenga usted piedad de mí). Asimismo, el emisor debe seleccionar los recursos lingüísticos mediante los cuales se realiza cada función (sintaxis, léxico...).

c)Elección del canal comunicativo adecuado. Condicionado por la propia situación comunicativa: por ejemplo, el alumno que realiza el examen habrá de emplear la comunicación escrita

d)Variedad idiomática ( lengua culta, registro formal o coloquial, etc). Depende también de la situación comunicativa: el examen es una actividad académica; por eso la variedad idiomática ha de ser formal y no se admitirán expresiones coloquiales, palabras de la jerga juvenil y abreviaturas propias de la mensajería electrónica.

A
B
Paciente disneico, con franca ortopnea, tiraje costal y supracostal. Acrocianosis moderada. Aleteo nasal. Hipotensión ortostática. Taquicardia de 130 x’-Ritmo respiratoria de 30 x’. Auscultación respiratoria con crepitantes en base. Percusión con matidez en zona basal derecha. Exploración cardíaca, con soplo asistólico en punta.
El tío iba ciego ¿no?, que venían de una boda y se habían puesto las botas. Y el guardia que era legal y le dice: “Venga, dese una vuelta, vaya a mear y eso, y le vuelvo a hacer la prueba”. Joé, y va el tío a un bar que había allí y para hacer hora se trinca una caña. Tiene narices.

El ámbito de uso se refiere a las diferentes situaciones sociales en que se usa la lengua, como por ejemplo el ámbito de las relaciones personales, el de los medios de comunicación, el de las relaciones con las instituciones, el ámbito literario, el académico, etc. Estos ámbitos de uso determinan en cierta medida el registro; por ejemplo, en los medios de comunicación es general el uso del registro estándar.


e)Variedad del discurso (narración, descripción, exposición...). El emisor ha de seleccionar una determinada forma de construir un texto, según la intención y la situación comunicativa: no es adecuado construir un texto narrativo en un examen, ni dialogado; deberá ser expositivo o, en su caso, argumentativo.

2.- COHERENCIA. Es la propiedad que hace que el texto pueda ser percibido como una unidad comunicativa y no como una sucesión de enunciados inconexos, ya que los conceptos y las relaciones que exprese han de ser relevantes los unos para los otros, permitiéndonos hacer deducciones sobre el significado subyacente. Es decir, el texto debe tener un sentido lógico y fácilmente inteligible.
Es, por lo tanto, la propiedad que caracteriza la estructura semántica o de contenidos del texto bien construido. De lo dicho se deduce que se trata de una característica textual que no se da en la superficie del texto: es un aspecto del CONTENIDO, o fondo.

Un texto coherente presenta tres tipos de elementos referidos al significado:

a)Unidad temática: Debe poseer un núcleo temático que integre los distintos enunciados que lo forman.
Para que una sucesión de enunciados constituya un texto tiene que poseer un núcleo informativo fundamental, al que llamamos asunto (de lo que trata el texto). [1]
b)Un adecuado nivel de información que exige ideas completas, bien desarrolladas, claras y comprensibles, expuestas con una terminología específica de forma progresiva y ordenada.
c)Una perfecta estructuración de la información, progresión temática y ordenación lógica. Normalmente, la organización elegida se adaptará a una superestructura concreta.

La no coherencia supone:
-Ausencia de un tema unitario
-Selección inadecuada de información (información insuficiente o exceso de información- reiteraciones, digresiones que alejan del tema...)
-Organización ilógica de las ideas (inadecuada ordenación y jerarquización de las ideas principales y secundarias)
-Progresión temática defectuosa (la información de los enunciados tiene que estar relacionada, pero de modo que se vaya avanzando en la información)
-Enunciados contradictorios
-Enunciados inaceptables según el conocimiento que tenemos del mundo.

Verificar y explicar la coherencia de un texto supone responder a las siguientes preguntas:

-Explicar el sentido unitario del texto, enunciando el tema global del que trata.
-Comentar la organización del texto, explicando si la información está bien estructurada y organizada en párrafos, señalar los apartados y la relación entre los mismos y el tema
-Hacer un esquema que recoja la organización del contenido, estableciendo la jerarquía de ideas principales y secundarias
-Comentar si hay una adecuada progresión temática de forma que una información se vaya relacionando con otra y se vaya avanzando de modo que la información conocida sea cada vez mayor
-Comprobar que los distintos enunciados resultan claros en su formulación y no se contradicen entre sí ni contradicen nuestro conocimiento del mundo.
Un texto coherente ha de tener sus ideas organizadas según una estructura, una disposición jerárquica y motivada del contenido. Con frecuencia, la estructura de un texto encaja en alguno de los modelos establecidos, sobre todo en uno de los dos básicos:
-Estructura deductiva: planteamientos generales de los que se saca o deduce alguna conclusión.
-Estructura inductiva: hechos concretos que nos llevan a generalizar.

3.- COHESIÓN. Es la ligazón o conexión que, mediante recursos lingüísticos, se establece entre las partes de un texto, de manera que sean entendidas por el receptor como integrantes de una totalidad y no como independientes y desconectadas entre sí. Nos presenta al texto como una unidad que discurre ágil y fluida. Se relaciona con la FORMA, con la manera en que está construido y, en particular, con los procedimientos usados para manifestar en la superficie (es decir, en el texto) las relaciones entre las diversas informaciones. Es el conjunto de “marcas” lingüísticas que reflejan las relaciones internas procedentes de la coherencia.
Por tanto, es una propiedad básicamente SINTÁCTICA que trata de cómo se relacionan las distintas partes y enunciados (frases, oraciones y párrafos) entre sí, o entre este y la situación lingüística, haciendo perceptible la coherencia del texto. Sin formas de cohesión, el texto sería una lista inconexa de frases y la comunicación tendría grandes posibilidades de fracasar, puesto que el receptor debería conectar las frases por sí solo, sin ninguna indicación del emisor y con un elevado margen de error.

Los principales recursos que dan unidad y cohesión al texto son los siguientes:

a) La recurrencia:
Consiste en la reiteración de un elemento del texto en partes sucesivas. Puede conseguirse mediante diversos medios:
- Recurrencia léxica: repetición de una palabra en diferentes enunciados:
El niño Raúl era un niño con personalidad; esto es, un niño flaquito.
Intencionalidad: afán de enfatizar, de resaltar; recuperar algún elemento temático del discurso que por la longitud del mismo pudiera quedar algo
desdibujado (mantener el hilo)
-Recurrencia semántica: repetición de significados por medio de sinónimos, hipónimos o hiperónimos. Con este procedimiento se pretende dar variedad y evitar la monotonía del discurso.
Empujó el cuerpo de la bestia con una mano, el animal dio una tremenda sacudida.
Marchó a París. En la capital de Francia vivió dos años.
Este calzado me aprieta. Voy a cambiarme de zapatos.
Levaba unas rosas en la mano. Dejó las flores en un jarrón y se acercó.
-Recurrencia sintáctica (paralelismo. Repetición de una misma construcción sintáctica en partes distintas del texto.
Yo vivo en paz con los hombres.
y en guerra con mis entrañas.
-Recurrencia fónica. Isotopía**[2]**: la rima, por ejemplo, da cohesión a un texto.


b) La sustitución
Para evitar la repetición excesiva de un mismo término se emplean distintos recursos (sinónimos o hiperónimos es uno de ellos). Otro recurso para evitar la repetición es el empleo de proformas, palabras de significado ocasional o de significado léxico muy general , especializadas en sustituir a otros términos en el discurso:
-Referencia anafórica: si se refiere a un elemento que ya ha aparecido anteriormente en el texto.
-Referencia catafórica: si se refiere a un elemento que aún no ha aparecido.
Para señalar la referencia anafórica o catafórica se utilizan:
-Pronombres (personales, relativos, indefinidos, posesivos y demostrativos) y adjetivos determinativos. Ayer hablé con la abuela. La encontré muy animada. Eso es lo que vale: que tengas voluntad de cambiar. Juan y mi hermano son muy amigos; ellos nunca se separan.
-Proformas léxicas : una palabra de contenido semántico amplio actúa como “comodín”; es decir, como sustituto de términos de significado preciso: verbos hacer, pasar , suceder y sustantivos como cosa, persona...
Yo estudié durante toda la tarde, pero él no lo hizo

c) Elipsis Supresión de elementos lingüísticos en un texto. Dos tipos:
-Telegráfica: es característica de los telegramas, titulares periodísticos, etc. Afecta sobre todo a determinantes, morfemas verbales, preposiciones, conjunciones…Se trata de una elipsis dependiente del contexto, pues solo el conocimiento de la situación o de las circunstancias de la enunciación pueden orientar la interpretación del texto. Carece de importancia cohesiva al depender del contexto.
-Contextual: se refiere al contexto lingüístico.Puede ser:
-Nominal: se da dentro de la frase nominal; no se expresa el núcleo, y la frase queda representada por los demás modificadores.
-Comparativa: ej: Tu casa tiene el mismo estilo que la mía.
-Verbal: la forma verbal elidida se presupone en el contexto verbal:( ej: ¿Sabes tocar la guitarra?-No” = no sé. )

d) Uso de conectores o marcadores discursivos:
Son elementos lingüísticos que ayudan a ordenar y estructurar el texto. Establecen relaciones formales y de significado entre enunciados o secuencias de enunciados; es decir CONECTAN fragmentos relativamente extensos del texto. Pueden ser adverbios, conjunciones, locuciones de distinto tipo, grupos de palabras más o menos lexicalizadas; pueden ir colocados al comienzo o en el interior del enunciado, van generalmente entre pausas. (No debemos confundirlos con NEXOS, que relacionan ideas en el interior de la oración)

Adición: de igual forma, encima, además, para colmo, es más, más aún,
Cierre: en fin, por fin, por último
Corrección: mejor dicho, en realidad
Oposición: ahora bien, no obstante, antes al contrario, en todo caso
Digresión: por cierto, a propósito, a todo esto
Ejemplificación: por ejemplo, verbigracia, pongamos por caso
Énfasis:sí que, claro que
Explicación: es decir, esto es, a saber, en otras palabras, mejor dicho, lo que es lo mismo.
Intensificación: es más, más aún
Restricción: si acaso, en cierta medida
Resumen: en resumen, en resumidas cuentas
Relación: en cuanto a, por lo que se refiere a
Transición: por otra parte, en otro orden de cosas
Orden del discurso: para empezar, ante todo, en segundo lugar, en fin, para finalizar


----

[1] [1] Diferenciamos asunto de tema. Tema: recoge el sentido de cuanto se dice en el texto. El tema incluye tanto aquello de lo que trata el texto(el asunto) como la intención que el autor tiene al producir el texto. Por ejemplo, podemos pensar en un texto sobre los programas basura de la televisión: ese será su asunto; sin embargo, no se ha determinado el tema, ya que no se ha tenido en cuenta lo que el autor pretende al escribir el texto. Un posible tema para ese supuesto sería Crítica de la programación televisiva por su baja calidad.

[2] Isotopía: repetición de unidades lingüísticas relacionadas entre sí por su forma o por su significado. Puede ser: gramatical, se repiten unidades de la misma categoría gramatical( nombres, verbos); semántica, las palabras se refieren a un mismo campo de significado; fónica, repetición de sonidos (rima y aliteración)